Peligro en la cocina

Muchachino, Sebadog y cuchillos…

Primer día de clases

with 5 comments

Después de años de darle vuelta al asunto finalmente me anoté a un curso de cocina, ya era hora.

Estoy aprendiendo a cocinar porque tengo ganas de hacer algo “real” y por real me refiero a labor manual mezclado con la necesidad de crear algo que me interese a mí. Seguramente esta necesidad surja de cubrir ciertas áreas que le faltan a mi profesión actual, soy diseñador de interacción y me encanta, pero de manual tiene poco (un dedo haciendo click no cuenta) y puedo estar completamente enamorado del proceso de diseño pero el producto final no es para mí.

Otra razón para aprender a cocinar es porque un viejo sueño mío, el de tener mi propio negocio y además que tenga algo que ver con al comida, siempre estoy planificando restoranes, chocolaterías, sandwiches y sitios web de comida, pero un requisito fundamental que tienen todos mis sueños de negocios es que tiene que ser “reales” y si quiero que sean así lo primero que tengo que hacer es aprender a cocinar y en eso estoy.

Así que junto con Chema, mi amigo y compañero de trabajo que anda con la misma necesidad, creo, nos anotamos al curso y hoy tuvimos nuestra primer clase.

Además de repasar unos cuantos términos de cocina y conocer a nuestros compañeros de curso, nos pusimos manos a la obra cortando zanahorias y cebollas, debo decir que no se me da nada mal, sobre todo porque todavía tengo dedos para escribir esto.

De mi primer clase saco estas conclusiones:

1) La cebolla te hace llorar y punto, no hay de técnica ni nada.

2) ¿Es el delantal la única prenda que existe para proteger la ropa en la cocina?

3) Esto me está gustando

Nos vemos en la próxima.

Written by Sebadog

10 enero 2010 a 15:09

Publicado en Nota Personal

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. por la cebolla: tampoco ponerla abojo del acqua y despues cortarla funciona para no llorar?
    yo algunas veces he utilizado esta tecnica y me parese que funciona… para un tiempo limidado por cierto :-)

    neapolis

    10 enero 2010 at 15:38

  2. un dato…si pico cebolla con los lentes de contacto, no lloro.

    Magartus

    10 enero 2010 at 18:24

  3. a veces, y solo a veces, funciona prender una vela…… pero solo a veces ja
    me gusto tu idea para hacer algo real…. al lado de mi casa se va a mudar “la escuela de cocina de cancun” sera una señal?

    danizinha

    10 enero 2010 at 21:51

  4. @Magartus gracias por el dato, voy a empezar a mirar fijo como sueldan en el taller de al lado de casa y calculo que en un par de meses me recetan los lentes

    Sebadog

    10 enero 2010 at 22:05

  5. Buenisimo esto!!!!

    Roda

    10 enero 2010 at 22:33


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: